Artículo

Imágenes en cardiología

REC Interv Cardiol. 2021;3:82

Stent bioabsorbible Magmaris: seguimiento por cardio-TC

Magmaris bioresorbable stent: cardiac CT follow-up

Lydia Bosa,, Victor Agudelob y David Viladésa

aUnidad de Imagen Cardiaca, Servicio de Cardiología, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, España

bUnidad de Hemodinámica, Servicio de Cardiología, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, España

Varón de 55 años con clínica anginosa e isquemia anterior demostrada por tomografía computarizada por emisión monofotónica. La coronariografía invasiva evidenció una estenosis significativa en la descendente anterior (DA) proximal y se realizó angioplastia con stent bioabsorbible Magmaris de 3,5 × 20 mm. A los 12 meses, como parte de un protocolo de investigación clínica, se solicitó control por coronariografía invasiva y tomografía computarizada cardiaca (cardio-TC), en las que se observó una buena correlación entre el diámetro y el área luminal mínimos (DLM y ALM, respectivamente) así como en la cuantificación angiográfica (QCA) (figura 1A; nótese que en la cardio-TC los 2 puntos hiperintensos señalados con flechas rojas permiten localizar los extremos del stent).

Figura 1.

A un segundo paciente de 65 años y con cardiopatía isquémica previa se le realizó una coronariografía invasiva por angina de nueva aparición, en la que se evidenció una estenosis significativa en la DA proximal, por lo que se efectuó angioplastia con stent Magmaris de 3,5 × 15 mm. A los 12 meses reinició la clínica anginosa, con ergometría positiva a moderada carga. La cardio-TC mostró una reestenosis en el interior del stent moderada, que luego se confirmó y se trató percutáneamente. También en este escenario clínico hubo una buena correlación entre los diámetros y las áreas medidos por ambas técnicas (figura 1B).

Estos 2 casos sugieren que la cardio-TC podría ser una herramienta útil en el seguimiento de los pacientes portadores de un stent bioabsorbible Magmaris, sobre todo en aquellos con mayor diámetro e implantados en lesiones no muy calcificadas. Esto posiblemente será aplicable a otros tipos de dispositivos de ácido poli(L)láctico, si las nuevas generaciones consiguen suficiente evidencia clínica. El presente estudio se llevó a cabo en consonancia con el código ético según la Declaración de Helsinki. Los pacientes ofrecieron su consentimiento verbal y escrito para la realización de las pruebas, análisis y procesado de sus datos.

FINANCIACIÓN

Este trabajo no ha recibido financiación.

CONFLICTO DE INTERESES

Ninguno.

AGRADECIMIENTOS

Los autores quieren agradecer el soporte prestado por Canon Medical a través de una beca no condicionada.

Autor para correspondencia: Sant Quintí 89, 08041 Barcelona, España.
Correo electrónico: (L. Bos).

Artículo Especial

Recic 20 061 F2

Artículos originales

Recic 20 011 F1
Recic 20 016 F1

Revisión temática

Recic 20 105 F3

Editorial

Recic 20 110 F1

Editorial


Resúmenes de congresos

Debate

A debate: Angina refractaria. El dispositivo Reducer como nueva alternativa terapéutica

Recic 20 091 F1
Recic 20 106 F1



Tratamiento percutáneo de trombosis valvular protésica recurrente

Francisco Pomar Domingo, Margarita Gudin Uriel, et al.

¿Cómo lo haría?
Bruno García del Blanco

Resolución
Francisco Pomar Domingo, Margarita Gudin Uriel, et al.


Cartas al editor