Describimos el caso de una mujer de 67 años con un cuadro inicial de infarto agudo de miocardio de cara anterior con elevación del segmento ST. La coronariografía de urgencia reveló la presencia de estenosis en los segmentos medios de la descendente anterior (DA) y coronaria derecha (CD) del 95 y 90%, respectivamente. Se llevó a cabo una intervención coronaria percutánea (ICP) en el segmento medio de la DA. Dos semanas después, se practicó una ICP electiva en el segmento medio de la CD: se avanzó la guía hidrofílica a través de la CD distal, se predilató la lesión con un balón de 2,25 × 15 mm, se implantó un stent liberador de zotarolimus de 3,0 × 38 mm y se posdilató con balones de 2,75 × 12 mm y 2.5 × 8,0 mm. Aunque la angioplastia tuvo éxito, se observó la presencia de extravasación de contraste contenida en una rama arterial posterolateral (figura 1A-B; vídeo 1 del material adicional). La ecocardiografía descartó la presencia de fuga pericárdica significativa. Una nueva coronariografía realizada a los 3 días confirmó la presencia de una perforación coronaria tipo III de Ellis con un tracto evidentemente fistuloso hacia el sistema venoso (figura 2; vídeo 2 del material adicional). Se avanzó un microcatéter Excelsior SL-10 (Stryker, Estados Unidos) en dirección al extremo proximal de la fístula (figura 3A) y se liberó un coil de 2 mm × 4 cm que ocluyó el vaso con éxito (figura 3B). No hubo complicaciones durante la hospitalización ni durante el seguimiento.


Figura 1.



Figura 2.



Figura 3.


La perforación de las coronarias es una complicación rara de la ICP. La tasa de incidencia se sitúa entre el 0,1 y el 3,0%. Estas perforaciones pueden provocar complicaciones graves tales como taponamiento cardiaco o formación de fístulas arteriovenosas. Las fístulas iatrogénicas tienen un curso clínico variable que depende del tamaño y grado del shunt izquierda-derecha. Las guías de tratamiento no son muy claras a este respecto y las opciones descritas incluyen tratamiento conservador, percutáneo o quirúrgico. Se obtuvo el consentimiento informado y la autorización de la paciente para poder publicar las figuras y los vídeos.

FINANCIACIÓN

Ninguna.

CONTRIBUCIÓN DE LOS AUTORES

P.D.A. Leite Medeiros fue la encargada de analizar el caso clínico y elaborar el manuscrito. J. Costa y C. Galvão Braga realizaron la intervención coronaria y revisaron tanto el manuscrito como las figuras. Todos los autores aprobaron la versión definitiva del manuscrito.

CONFLICTO DE INTERESES

Ninguno.

MATERIAL ADICIONAL



Vídeo 1. Araújo Leite PD. DOI: 10.24875/RECIC.M22000304



Vídeo 2. Araújo Leite PD. DOI: 10.24875/RECIC.M22000304

* Autor para correspondencia.

Correo electrónico: paulo.duarte.medeiros@gmail.com (P.D.A. Leite Medeiros).

Adolescente de 13 años diagnosticada de atresia pulmonar con septo íntegro, tratada en el periodo neonatal mediante valvulotomía con radiofrecuencia y valvuloplastia pulmonar percutánea. Desde entonces presentaba insuficiencia pulmonar grave y tricuspídea moderada. Se plantea valvular el tracto de salida del ventrículo derecho (TSVD) debido al empeoramiento de la clase funcional, asociando comportamiento restrictivo del ventrículo derecho (sin dilatación esperable) y congestión hepática. En el cateterismo destaca un TSVD dilatado, pulsátil (anillo pulmonar: 29 mm), con estenosis supravalvular (diámetro mínimo: 21 mm) y dilatación posestenótica de 34 mm (figura 1). Se decide colocar un stent para valvular percutáneamente en un segundo tiempo. Dada la ausencia de material específico para TSVD tan dilatados, se elige un stent autoexpandible Sinus-XL (Optimed, Alemania) de 30 × 40 mm (fuera de indicación) por tener longitud suficiente, navegabilidad apropiada a la edad de la paciente (vaina de 10 Fr) y facilidad de implante, y precisar menor fuerza radial (favorable para TSVD dilatados).


Figura 1.

Se empleó una vaina de 14 Fr para realizar angiografías de posicionamiento (figura 1). Pocas horas después, la paciente presentó inestabilidad hemodinámica con ecocardiografía transtorácica compatible con taponamiento cardiaco. Se realizó una angiografía por tomografía computarizada urgente (figura 2) y se confirmó en el quirófano la perforación del tronco pulmonar (figura 3; AD: aurícula derecha; AP: arteria pulmonar; VD: ventrículo derecho). Se retiró el stent y se colocó una válvula pulmonar, con buena evolución posterior.


Figura 2.

Figura 3.

El diseño del stent es similar al del empleado en los procedimientos híbridos para determinadas cardiopatías neonatales, por lo que se pueden esperar complicaciones parecidas.

Se obtuvo el consentimiento informado de los padres de la paciente para publicar su caso.

FINANCIACIÓN

Ninguna.

CONTRIBUCIÓN DE LOS AUTORES

A. Rasines-Rodríguez: redacción del caso. C. Abelleira Pardeiro: revisión crítica y selección de imágenes; asistencia directa a la paciente. E.J. Balbacid Domingo: revisión crítica y selección de imágenes; asistencia directa a la paciente. Todos los autores: contribución sustancial a la concepción y el diseño, la adquisición de datos o su análisis e interpretación, y aprobación final de la versión publicada.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

* Autor para correspondencia.

Correo electrónico: alejandro.rasines@gmail.com (A. Rasines-Rodríguez).

Varón de 53 años con estenosis aórtica, aneurisma de aorta ascendente y disección de aorta de tipo B, intervenido con cirugía de Bentall en la que se anastomosó al extremo distal del injerto aórtico una endoprótesis autoexpandible no recubierta (AMDS, JOTEC GmbH, Alemania) de 40 mm con intención de colapsar la puerta de entrada (figura 1A). Se obtuvo el consentimiento informado por escrito del paciente para realizar las pruebas y para la publicación del caso.


Figura 1.


En el control radiológico posterior se observó una marcada torsión de la endoprótesis, permaneciendo la puerta de la disección abierta. (figura 1B-F).

Dado el alto riesgo de la reintervención, se decidió tratamiento endovascular. Con una guía hidrófila y control con ecocardiografía intravascular, se consiguió cruzar a la luz de la endoprótesis; la guía se intercambió por otra de más soporte para proceder a dilataciones con balones semidistensibles, observándose importante recoil tras el desinflado (figura 2A-C).


Figura 2.


Para conseguir una mayor fuerza radial se decidió implantar 2 capas de stent, primero uno no recubierto con el cual expandir la endoprótesis y seguidamente otro recubierto de politetrafluoroetileno expandible (e-PTFE) para sellar la puerta de entrada de la disección. Con una vaina DrySeal (Gore Inc., Estados Unidos) de 18 Fr se implantaron 2 stents CP 10 zig de 60 mm (NuMED Inc, Estados Unidos), uno sin recubrimiento y otro con recubrimiento, ambos montados sobre un balón BIB (NuMED Inc., Estados Unidos) de 26 × 50 mm, y se posdilató con un balón Crystal Balloon (BALT, Alemania) de 30 × 60 mm (figura 2D-E). En la tomografía computarizada de control se objetivó el sellado completo de la puerta de entrada de la disección, con persistencia de falsa luz distal (figura 3A-D).


Figura 3.


FINANCIACIÓN

No existe fuente de financiación.

CONTRIBUCIÓN DE LOS AUTORES

Todos los autores han contribuido por igual a la realización del artículo.

CONFLICTO DE INTERESES

Ningún autor presenta conflictos de intereses en relación con el artículo.

* Autor para correspondencia.

Correo electrónico: luisfg82@hotmail.com (L. Fernández González).

La relación de la enfermedad de Kawasaki con la formación de aneurismas y estenosis coronarias es bien conocida, sobre todo en pacientes que no han recibido tratamiento con gammaglobulinas. Se presenta el caso de una paciente controlada por un conducto arterioso permeable, en cuya ecocardiografía de control a los 2 años de vida se observaron aneurismas coronarios gigantes en ambas coronarias. Se le realizaron angiografía por tomografía computarizada (angio-TC) y posterior cateterismo, que confirmaron el hallazgo. Revisando los antecedentes, ingresó con 9 meses de vida por un cuadro febril, compatible con pielonefritis, con buena respuesta al tratamiento antibiótico, que realmente pudo corresponder a una enfermedad de Kawasaki incompleta por la fiebre y la descamación posterior. Se inició entonces tratamiento antiagregante y anticoagulante, que se mantiene, de momento, de forma indefinida.

A los 6 años de edad se repitieron la ecocardiografía (figura 1, eje corto; Ao: aorta, 1A: flecha derecha: aneurisma coronaria izquierda; flecha izquierda: aneurisma coronaria derecha; flecha 1B: aneurisma coronaria derecha), la angio-TC (figura 2, flechas derechas: aneurisma coronaria izquierda; flechas izquierdas: aneurisma coronaria derecha) y el cateterismo, que mostraron 2 aneurismas calcificados en la coronaria derecha de 17 × 8,8 mm y 7,3 × 5,3 mm (figura 3A,B y vídeos 1 y 2 del material adicional), y otro en la descendente anterior de 8,3 × 6,7 mm (figura 3C,D y vídeos 3 y 4 del material adicional), con una estenosis ligera en la descendente posterior (figura 3A,B, asterisco). En la evolución no se han evidenciado cambios significativos de tamaño respecto al diagnóstico ni complicaciones.


Figura 1.


Figura 2.


Figura 3.


Después de este último cateterismo se añadió tratamiento con estatinas, según la guía para la enfermedad Kawasaki de la American Heart Association, al considerarla paciente de alto riesgo cardiovascular.

La paciente se encuentra asintomática y no ha presentado complicaciones secundarias a su patología ni a su tratamiento.

Se obtuvo el consentimiento de la madre de la paciente para la publicación del caso.

FINANCIACIÓN

No existen fuentes de financiación.

CONTRIBUCIÓN DE LOS AUTORES

Todos los autores han participado en la redacción de este artículo y han leído y aprobado su versión final.

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran que no existen conflictos de intereses.

MATERIAL ADICIONAL



Vídeo 1. Marimón Blancha C. DOI: 10.24875/RECIC.M22000269



Vídeo 2. Marimón Blancha C. DOI: 10.24875/RECIC.M22000269



Vídeo 3. Marimón Blancha C. DOI: 10.24875/RECIC.M22000269



Vídeo 4. Marimón Blancha C. DOI: 10.24875/RECIC.M22000269

* Autor para correspondencia:

Correo electrónico: cristina.marimon@salutsantjoan.cat (C. Marimón Blanch).

En el procedimiento valve-in-valve aórtico está ampliamente reportada la fractura del anillo de determinadas válvulas biológicas quirúrgicas para poder implantar una válvula percutánea mayor con una mejor hemodinámica. En el valve-in-valve pulmonar, esta técnica lleva menos tiempo aplicándose y es más trascendente por el implante de válvulas «pequeñas» en pacientes pediátricos que posteriormente presentan crecimientos somáticos significativos. A continuación se presentan 2 casos con el consentimiento expreso de los pacientes o de su tutor legal en caso de minoría de edad.

El caso 1 es un paciente de 15 años con tetralogía de Fallot e implante quirúrgico de válvula Carpentier Magna Ease (Edwards Lifesciences Corp., Estados Unidos) de 19 mm (luz interna de 17 mm) a los 11 años. Estenosis grave e insuficiencia moderada. Se rompió el anillo con un balón Atlas Gold (Becton, Dickinson and Company, Franklin Lakes, Estados Unidos) de 20 × 20 mm a 22 atm y se implantó una válvula Edwards S3 de 23 mm (figura 1A, angiografía de arteria pulmonar; figura 1B, rotura con balón; figura 1C, válvula previa rota [flecha]; figura 1D, nueva válvula; y vídeos 1 a 4 del material adicional).


Figura 1.


El caso 2 es un paciente de 24 años con tetralogía de Fallot e implante quirúrgico de válvula Carpentier Edwards de 21 mm (luz interna de 19 mm) a los 14 años. Doble lesión moderada. Se rompió la válvula con un balón Atlas Gold de 24 × 20 mm a 20 atm y se implantó una válvula Edwards XT de 26 mm (figura 2A, angiografía de arteria pulmonar; figura 2B, rotura con balón; figura 2C, válvula previa rota distendida con un balón Cristal balloon (Balt, Francia) de 25 mm [flecha]; figura 2D, nueva válvula; y vídeos 5 a 8 del material adicional).


Figura 2.


La rotura del anillo de una válvula biológica en posición pulmonar permite el implante de otra válvula de mayor tamaño, acorde con el crecimiento de los pacientes, así como un mayor número de procedimientos valve-in-valve futuros. Este procedimiento puede ser innecesario si el primer implante protésico se realiza con una visión a largo plazo usando una válvula del mayor tamaño posible.

FINANCIACIÓN

Sin financiación.

CONTRIBUCIÓN DE LOS AUTORES

Los 3 autores han participado en la idea del artículo, la redacción y la revisión.

CONFLICTO DE INTERESES

Ninguno.

MATERIAL ADICIONAL


Vídeo 1. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250



Vídeo 2. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250



Vídeo 3. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250



Vídeo 4. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250



Vídeo 5. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250



Vídeo 6. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250



Vídeo 7. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250



Vídeo 8. Betrián Blascoa P. DOI: 10.24875/RECIC.M21000250

* Autor para correspondencia: Passeig de la Vall d’Hebron 119-129, 08035 Barcelona, España.

Correo electrónico: pedrobetrian@yahoo.es (P. Betrián Blasco).

Previous
Next

Artículos originales

Recic 22 074 F3
Recic 22 037 F3

Editoriales

Artículos originales

Recic 22 043 F3

Editoriales

Cartas científicas

Recic 22 059 F1

Debate

A debate. Balones liberadores de fármaco para lesiones coronarias de novo

Recic 22 106 Author
Recic 22 102 Author

Tratamiento percutáneo de un drenaje venoso pulmonar anómalo parcial con drenaje dual

Rafael González-Manzanares, Soledad Ojeda, et al.

¿Cómo lo haría?
Felipe Hernández Hernández

Resolución
Rafael González-Manzanares, Soledad Ojeda, et al.

Save
Cookies user preferences
We use cookies to ensure you to get the best experience on our website. If you decline the use of cookies, this website may not function as expected.
Accept all
Decline all
Read more
Analytics
Tools used to analyze the data to measure the effectiveness of a website and to understand how it works.
Google Analytics
Accept
Decline