Artículo

Imágenes en cardiología

REC Interv Cardiol. 2021;3:78-79

Perforación del tronco coronario izquierdo tras aterectomía rotacional

Left main coronary artery perforation after rotational atherectomy

Alfonso Jurado-Román, Guillermo Galeote, Santiago Jiménez-Valero, Sandra Ofelia Rosillo, Raúl Moreno y José Luis López-Sendón

Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España

orden-en-revista: 20
URL en Doaj: https://doaj.org/article/3ff72b159f374bcd961292f76cf4962b
Autores para DOAJ: Alfonso / Jurado-Román / Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España; Guillermo / Galeote / Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España; Santiago / Jiménez-Valero / Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España; Sandra / Ofelia Rosillo / Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España; Raúl / Moreno / Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España; José Luis / López-Sendón / Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España;

Mujer de 85 años con angina inestable que presentaba lesiones graves y muy calcificadas en las arterias coronaria derecha proximal (figura 1A, asterisco) y descendente anterior proximal-media (figura 1B, asterisco).

Figura 1.

Se realizó aterectomía rotacional con el sistema RotaPro (Boston Scientific, EE.UU.) en la coronaria derecha (figura 1C) y se implantó un stent farmacoactivo, con buen resultado (figura 1D) confirmado mediante ecografía intracoronaria (figura 1E). Se obtuvo el consentimiento informado de la paciente.

Tras sondar el tronco coronario izquierdo (TCI) se cruzó la guía a la descendente anterior. Se avanzó una oliva de 1,5 mm en modo dynaglide hasta el TCI, momento en que el catéter guía se extubó y se produjo una perforación Ellis-III en el TCI (figura 2A, asterisco; vídeo 1 del material adicional); es posible que una deformación inadvertida de la guía dirigiera la oliva hacia la pared del vaso. La paciente presentó taponamiento cardiaco, que fue tratado con pericardiocentesis. Se implantó un stent recubierto PK-Papyrus (Biotronik, Alemania) de 4 × 15 mm en el TCI sin enjaular la bifurcación (figura 2B). Sin embargo, se mantenía una discreta fuga de contraste (figura 2C, asterisco). Tras posdilatar con balón de 4,5 mm, la perforación quedó sellada (figura 2D; vídeo 2 del material adicional). La paciente evolucionó favorablemente.

Figura 2.

Las perforaciones coronarias del TCI son excepcionales, pero pueden ser mortales. El inflado prolongado con balón en esta localización es mal tolerado, por lo que el implante rápido de un stent recubierto puede ser la mejor alternativa. Hasta donde sabemos, esta es la primera perforación descrita de TCI con aterectomía rotacional resuelta con un stent Papyrus.

FINANCIACIÓN

No financiado.

CONFLICTO DE INTERESES

R. Moreno es editor asociado de REC: Interventional Cardiology; se ha seguido el procedimiento editorial establecido en la revista para garantizar la gestión imparcial del manuscrito.

MATERIAL ADICIONAL


Vídeo 1. Jurado-Román A. DOI: 10.24875/RECIC.M20000099

Vídeo 2. Jurado-Román A. DOI: 10.24875/RECIC.M20000099

Autor para correspondencia: Servicio de Cardiología, Hospital Universitario La Paz, Paseo de la Castellana 261, 28046 Madrid, España.
Correo electrónico: alfonsojuradoroman@gmail.com (A. Jurado-Román).

Artículos originales

Recic 20 055 F1

Editoriales

Artículos originales

Editoriales

Recic 20 125 F2

Artículos originales

Recic 20 010 F2

Imágenes en cardiología

Recic 20 041 F1

Artículos originales

Artículos originales


Editoriales

Debate

A debate: Cierre percutáneo de la orejuela izquierda

Recic 20 122 F1
Recic 20 131 F1



Shock tras implante inmediato de TAVI. ¿Sabemos a qué nos enfrentamos?

M. Isabel Barrionuevo Sánchez, Juan G. Córdoba Soriano, et al.

¿Cómo lo haría?
Mariano Larman

Resolución
M. Isabel Barrionuevo Sánchez, Juan G. Córdoba Soriano, et al.


Cartas al Editor

Recic 20 112 F1

Recic 20 048 F1